DISFRUTAR TRABAJANDO ES LO MÁS

En: NOTICIAS Visitas: 262

¡Que importante es trabajar en un lugar inspirador! Un lugar que te haga sentir bien y te ayude a desarrollar tu creatividad. ¿No crees?

Cuando llegué a Llívia tenía claro que mi taller sería absolutamente funcional y lo más diáfano que pudiera, que tendría sitio para una mesa de corte grandota, que ubicaría las máquinas con vistas al taller (no a la pared) y que quería coser con luz natural directa. Pueden parecerte cosas más o menos importantes pero para mí son todas imprescindibles. Tenía clarísimo que estas eran las características básicas que tendría mi nuevo taller. Quizá te preguntes el porqué… Pues la razón principal es: para poder disfrutar trabajando.

Los primeros años de COSAS CON K no trabajé en mi taller soñado, la verdad. Siempre fueron habitaciones pequeñas llenas hasta los topes y con las máquinas de coser ‘castigadas’ de cara a la pared. No tenía más opción y lo llevaba lo mejor que podía porque sabía que todos ellos eran pasajeros.

Cuando nos trasladamos junto con mi pareja a vivir a La Cerdanya y encontramos la casa en la que vivimos en la actualidad, lo vi claro. Aquí sí que podría crear un taller como siempre había soñado. Me invadió una sensación de mariposillas en el estómago al ver el espacio donde lo ubicaría. Esa sensación me duró bastantes días, no podía parar de repetirme: ahora sí que tengo el taller que merece COSAS CON K (y yo como curranta, por supuesto).

Quería que fuera un espacio cómodo para mí y que el lugar donde ubicaba cada material me resultara intuitivo. Pues bien, fruto de ese cambio y de esa nueva manera de trabajar, salió la primera cole de sudas KIWI que llamé SLOWLIFE en homenaje al ritmo de vida que empezaba a impregnarme. Con la montaña rusa que es el emprendimiento en general a mí me ha venido de perlas conocer este entorno sin tanto ruido (físico y mental) y tener a mano el desconnecting que a mí me gusta (que es la naturaleza) a un paso de mi puerta.

¿Cual es tu sitio ideal para vivir con attitude? Cuéntame, que me encantan las historias inspiradoras y estoy segura que tienes el tuyo preferido.

Pues bien, con toda esta parrafada lo que vengo a decirte es que ha llegado la hora de mostrar más mi taller, donde se cuecen a fuego lento las colecciones de COSAS CON K. Me apetece abrirlo a gente bonita como tú y  hacerle un lugar también a las colecciones en curso. Después de darle muchas vueltas y recolocando mil cositas, he encontrado un rincón en el que voy a tener expuesta la colección actual de manera permanente.

Ha quedado así: 

showroom cosas con k

¿Te gusta?

Estoy encantada de anunciarte que, a partir de ahora, si vienes a La Cerdanya y quieres echarle un ojito a la colección de ese momento, puedes contactarme a hello@cosasconk.com y concertar una cita para pasarte por el taller a probarte tus prendas favoritas, tomarte un té y conocer el lugar donde trabajo creando todas las COSAS CON K. ¡Te espero!

Comentarios

Deje su comentario